sábado, 5 de junio de 2010

El surgimiento del capitalismo en la edad media


1.-Desarrollo de la Banca
Si decimos que en las ciudades del periodo del bajomedieval cobro forma la modernidad, ello se debe a que en este espacio nació el capitalismo, sistema económico que predomina en la actualidad, y que se caracteriza por la búsqueda acumulación de capitales (riquezas), de forma metódica y razonada.
En la baja edad media, los negocios que se emprendieron y que dieron mas riquezas se basaron fundamentalmente en la actividad comercial, por eso se habla de un capitalismo comercial.
Los burgueses organizaron empresas que consistían en viajar a lejanas zonas a vender mercaderías, mercaderías que se producían en las ciudades- por los gremios- y comprar, a bajos costos, bienes de consumos y materias primas, que en Europa eran muy demandados, pagándose un alto precio por ello. Los comerciantes de las ciudades Italianas, se especializaron en la venta de Artículos de lujos (sedas) y productos que servían para conservar y sazonar los alimentos (especias), que traían desde el oriente. En el norte de Europa, la Burguesía se especializo en el comercio de madera, trigo y pieles taridas desde la actual Rusia y Ucrania. La ciudad de Brujas (Bélgica) observo un floreciente comercio en la actividad textil..
El capitalismo beneficio principalmente a los grandes comerciantes. Banqueros y maestros de los talleres más ricos. Los trabajadores (organizados en gremios), que producían los bienes comercializados, obtuvieron menores ganancias.
2.-Prestamistas medievales
Vastas regiones de Europa conocieron entre los siglo XIII y XIV, la presencia de operadores financiero procedente de Piamonte y especializados en el préstamo bajo empeño. Los comerciantes de estas localidades, llamados por las gente “ Lombardos”, habían comprendido que podían obtener significativas ganancias negociando con un bien muy preciado: el dinero. Desde las ferias y los puertos, ellos especulaban hábilmente con los cambios y entregaban dinero en efectivo a quien lo necesitase, con intereses entre el 15% y el 200% anual, según la localidad en la que se efectuaba el préstamo, el monto y la necesidad de quien lo contaría.
Los bancos de empeño de estos hombres de negocio de Asti se extendieron por diferentes regiones de Europa hasta fines del siglo XIII, las actividades de préstamo se llevaban a cambo en un ámbito estrictamente familiar. Con el paso del tiempo, constituyeron una estrecha red de relaciones con otros bancos de empeño que hacia posible la recogida de importantes suma de dinero.
3.-Vida Urbana y comercio externo.
Los comerciantes burgueses, tuvieron la libertad para emprender sus negocios. Esto sumado a la actividad artesanal. Convirtió a las ciudades en centros económicos de primera importancia. Ahí se elaboraron, comercializaron y consumieron un sinfín de mercaderías.
La actividad económica estimulo que las ciudades se conectaran con diversas localidades. Del campo provinieron las materias primas, con la que los artesanos trabajan y también el alimento, que sustentaba a los citadinos. En el campo, por otra parte, se consumía muchos de los productos elaborados en la ciudad. Los mercados donde estos productos se vendían se llamaron ferias. Brujas fue una de las principales abastecedoras en lo que se vendían en las feria de toda Europa, especialmente a lo que textil se refiere. Cada feria estaba perfectamente organizada. La primera semana se dedicaba a montar las casetas en las calles de la ciudad; durante los diez días siguientes, se procedía a la transacción de los paños; luego durante once jornadas, se vendía el cuero cordobán y en las diecinueves restantes vendían otra variedad de artículos. La feria concluía dedicando un tiempo a hacer el balance. A las ferias medievales acudían gentes y caravanas de todos los países, con su variedad de mercancías A falta de diarios y televisores, estos mercados se trasformaban en unos de los principales centro de información y difusión cultural a lo largo y ancho de Europa.
Por otra parte, las ciudades se conectaron entre si para potenciarse y conquistar nuevos mercados, dentro y fuera de Europa. Tal fue el caso de la liga Hanseática, que reunió a las ciudades mas pujantes del norte de Alemania : Ambres, Colonia, Hamburgo, Lubeck, y Franfort, la liga estableció un fructífero comercio con Rusia y Ucrania, el “granero de Europa”, por su alta producción de trigo.
Ruta de la seda: Otras ciudades como las situadas al norte de Italia, optaron cada una por buscar, cada una su propio desarrollo compitiendo con las demás. En este caso la rivalidad se centro en conseguir el mejor acuerdo para comerciar con los mercaderes del medio Oriente, con los que a su vez se conectaban con los lejano Oriente, la tierra de donde provenían las especies y la seda. Para los burgueses Italianos, el ideal era comercializar con el lejano oriente (India, China y Japon) sin tener que pasar con intermedios situados en medio Oriente (lo que es hoy en día Turquía y Jordania). Algunos como el Veneciano Marco Polo (1254- 1324) lograron hacerlo. En 1271, este comerciante y explorador emprendió un viaje junto a su familia que lo llevo hasta la China. Regreso a su patria, después de 24 años. La experiencia que Marco Polo Vivió en el Oriente, quedo escrita en una obra titulada Millioni. Su publicación causo sensación. El interés por el lejano oriente, se acrecentó, no solo por las posibilidades de adquirir riquezas, sino también de conectarse con una cultura que podía dar a los europeos nuevos desarrollos. Gobernantes comerciantes y científicos, acariciaron la idea de llegar de forma mas directa a las lejanas tierras que marco polo conoció.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada